Noticias

120 Aniversario de la BNCJM Concurso Leer a Martí logo Programa Nacional por la Lectura logo

Ver todas las noticias

Foto de 120 Aniversario BNCJM- Visión de Cuba y sus pobladores a menos de un año de su descubrimiento.

120 Aniversario BNCJM- Visión de Cuba y sus pobladores a menos de un año de su descubrimiento.

18/5/2021
Por: Olga Vega García, Biblioteca Nacional José Martí

Uniendo pasado y presente se saca a la luz un tesoro muy especial, múltiples veces divulgado por su alto valor patrimonial e informativo, en el cual se informa sobre temas de interés para los actuales lectores. 

Se trata de la edición príncipe de L`Isole piu famose del Mondo

L`Isole piu famose del Mondo / descritte da Thomaso Porcacchi... e intagliate da Girolamo Porro... – In Venetia: Appresso Simon Galignani et Girolamo Porro, 1572. – [24], 117, [3] p.: il.;  30 cm. 

Ilustrada con 30 mapas acompañados de texto complementario que expone la ubicación geográfica y una síntesis histórica de cada isla, los nombres recibidos con el paso del tiempo, recursos naturales, flora, fauna, población y personajes destacados vinculados con éstas; entre los mapas se cuenta uno grande del mundo y una carta de navegación, todos grabados en cobre. Presentan abundante toponimia; se representan mediante pequeñísimos pictogramas el relieve, la hidrografía y asentamientos poblacionales e inclusive se dibujan edificaciones notables. Tiene, como puede apreciarse, una bella portada ornada, viñetas, gran cantidad de letras capitales y marca tipográfica al final del volumen. 

Como puede apreciarse, la forma de la pequeña isla del Caribe responde todavía al nivel de los descubrimientos geográficos realizados por los primeros navegantes, que gracias a los cartógrafos se convirtieron en valiosos instrumentos de trabajo para sus sucesores. 

En el mapa de la isla de Cuba, imperfectamente dibujada, es posible encontrar los nombres de puertos y villas, islotes, cayos, relieve; entre estos, el del Pico Turquino. Las tres páginas de textos constituyen un valioso complemento de la imagen y en ocasiones son fiel reflejo del tipo de valoraciones que solían reflejarse en las obras, basadas en producciones de anteriores cronistas de Indias, o sencillamente en criterios vertidos por viajeros que transmitían de manera muy subjetiva sus apreciaciones sobre aquel Nuevo Mundo, tan lejano y poco conocido.

En un gran mapamundi se despliegan los territorios descubiertos hasta la fecha; continentes y mares resultan ya más reconocibles si son comparados con otras obras contemporáneas. Con un mayor grado de detalle que en otros mapas de ese siglo, se inserta en esta primera  edición una representación de América del Norte, Central y las Antillas, y por supuesto de Cuba.

El italiano Tommaso Porcacchi (o Thommaso Aretino  Porcacchi da Castiglione), nació en el seno de una familia muy pobre en Val di Chiana (Castiglione, provincia de Arezzo, en la Toscana) en 1530. Se dedicó a la traducción de autores griegos y latinos y de otros escritores en lenguas modernas y se convirtió en un verdadero humanista de su tiempo: geógrafo, polígrafo, bibliófilo, y estudioso de temas arqueológicos e históricos.

Girolamo Porro (1520-1604), famoso grabador italiano, trabajaba el grabado en madera o cobre. Nacido en Padua, laboró gran parte de su vida en Venecia. 

El capítulo correspondiente a Cuba se inicia con su ubicación geográfica. Se hace referencia a una punta llamada Maisí y a otra llamada San Antonio; a los Jardines de la Reina, con islotes y bajos muy peligrosos; a la longitud de la Isla; a los nombres que recibió y que fueron abandonados hasta llegar al actual, “que era el que le daban los indianos”.

Se dice que en su mayor parte es abrupta y montañosa, pero con buenos ríos y ricos en oro y con muchas buenas agua, lagunas y estanques de agua dulce... La ciudad principal “es San Jacobo, con muy bello y seguro puerto… hay otras tierras como… La Habana, y la de la Trinidad…, así mismo las de Santo Spiritu, y la del Puerto del Príncipe, y Baiamo [sic], pero por haber pasado sus pobladores en pos de mayores beneficios a la Nueva España, están deshabitadas”.

Continúa la descripción de la zona oriental y luego pasa a referirse a la fauna: “Se encuentran en la isla, en toda época del año infinitas grullas que anidan y empollan. También ciertas perdices, pequeñas como tórtolas, de suavísimo gusto, que hay en grandes cantidades y se cogen fácilmente y se domestican y engordan. Hay muchísimos reptiles de variadas formas, algunos tan gruesos como el muslo de un hombre con una longitud de 25 a 30 pies, que son comidos por los indianos…”  Concluye observando que en Cuba existen todas las plantas y animales que se encuentran en La Española. 

A partir de aquí se refiere a los aborígenes “los hombres, al parecer, son de las mismas condiciones, si bien en el hablar, en muchas voces, son distintos. Van desnudos tanto hombres como mujeres: y son libidinosos, ingratos, de poca y ninguna verdad, y muy dados a la más abominable sodomía”. 

Por supuesto que se desconoce de qué fuentes se toman esas opiniones. Si se lee el capítulo sobre América del Norte los comentarios tampoco son muy favorecedores. Es la visión de un europeo, permeada por los prejuicios de los cronistas de indias, exploradores y que se repite en las publicaciones de la centuria.  Se trata pues de una curiosidad, puesto que en una obra eminentemente cartográfica, se inserta un comentario sobre la sexualidad de los aborígenes cubanos. 

Este libro, a todas luces raro y valioso, es una buena muestra de por qué al fondo de impresos de estos siglos se le ha dado en denominar “los tesoros”, no solo en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, sino en otras instituciones bibliotecarias a escala universal.

Son joyas bibliográficas, exponentes cada una de ellas de todo lo que es capaz de lograr el ingenio de un grupo de personas, cuyo resultado son piezas que deben ser celosamente guardadas como parte del legado que ha de trasmitirse a las nuevas generaciones. En esta oportunidad, el hecho de estar Cuba presente en la primera edición del libro, tiene ya una connotación especial para cualquier cubano que guste de ver representado su pequeño país en una obra tan antigua de carácter patrimonial.



  • Foto de Vision de Cuba y sus pobladores a menos de un año de su descubrimiento. Vision de Cuba y sus pobladores a menos de un año de su descubrimiento.

Niña leyendo...

Catálogos de la BNCJM